Tania Jiménez: Una revista gestionada por estudiantes puede darse el lujo de ser más libre - IDIS

NOTICIAS

El año 2015 nace la revista Sociopatía de la mano de estudiantes de la carrera de Sociología de la UMSA, “sin derechos reservados, sin ayuditas ni ninguna injerencia institucional”, con un “contenido surtidito” que desde el primer número muestra su personalidad: Crítica y autocrítica; Para el estudiante reprimido; ¿Es necesario escribir?; La derrota sociológica; Priorización de la indignación.

Cinco años después, Sociopatía es mucho más que una revista. Se ha convertido en una iniciativa de exploración permanente de la escritura y el pensamiento crítico, en el espacio para el diálogo sin acartonamiento sobre diferentes temas y para el encuentro del texto escrito con el lenguaje gráfico.

Tania Jiménez, encargada de Difusión y comunicación de Sociopatía, en esta entrevista nos ayuda a transitar por las páginas de la historia del proyecto que crece y que el 2021 abrirá sus páginas a estudiantes de otras carreras y universidades.

Cinco años después de su nacimiento, ¿cómo presentarías a la Sociopatía de hoy?

Sociopatía es un espacio de encuentro para jóvenes, una revista experimental con textos peculiares que tienen un componente académico, literario, artístico, sarcástico y contestatario. Es como un laboratorio de escritura para jóvenes que están iniciando su vida académica y/o artística. Jóvenes que nunca han publicado, que tienen miedo de mostrar lo que hacen o que, simplemente, son abrumados por revistas académicas convencionales.

Sociopatía es una revista que recibe textos en diversos géneros, desde ensayo, hasta cuento y poesía, y que no tiene restricciones temáticas, por lo que lxs autorxs de los textos pueden desarrollar el tema que más les guste.

¿Qué ha sucedido desde el número uno, en el que los creadores de Sociopatía anunciaban su publicación como un medio para ver la carrera de Sociología “desde otra perspectiva”, hasta el número 10 en el que Sociopatía se presenta como un espacio abierto para quienes quieren iniciar “una trayectoria escritural”? En cinco años, ¿qué cambios a favor de la consolidación de la revista identificas?

Bueno, los jóvenes somos curiosos y muy críticos: siempre tenemos una opinión respecto de los espacios en los que nos desenvolvemos. En el caso de Sociopatía, nace en la carrera de Sociología con la idea de abrir un espacio contra el “quemeimportismo” y el “desinterés” de los jóvenes, una idea que nos vende el adultocentrismo. Pero resulta que el quemeimportismo no existe cuando puedes hablar de algo que te gusta, ese ha sido el cambio de chip que ha tenido Sociopatía, creer que los jóvenes tienen opiniones, tienen cosas que contar y cosas que escribir. Creo que desde Sociopatía uno hasta Sociopatía 10 este espíritu se puede notar.

En los últimos años hemos intentado sumar ideas y hacer pequeños cambios a Sociopatía, sobre todo relacionados a los alcances de la revista; queremos animar a que más jóvenes escritores y/o artistas participen en la revista. Pero también queremos visibilizar sus ideas, que sean leídos por otros grupos etarios, por eso tenemos toda una logística que le aporta seriedad y frescura a la revista. Entre estos cambios están, por un lado, que se ha logrado una periodicidad en el lanzamiento de convocatorias para la recepción de textos. Por otro lado, Sociopatía ahora es un espacio plural, abierto a otras carreras y otras universidades; incluso ha habido estudiantes de colegio que han aportado en Sociopatía. Y finalmente, se ha conseguido generar procesos de edición de textos, diseño y publicación relativamente serios, mostrando que sí se puede generar espacios nuevos para las escrituras que están dando sus primeros pasos.

En nuestro medio es muy difícil gestionar –y mantener- la publicación de revistas. Y Sociopatía lo ha logrado. Ya van cinco años. ¿Cuál es el secreto?

El secreto es el compromiso, la voluntad y el trabajo cooperado y coordinado. Sociopatía no ha dependido de una persona ni de dos ni de tres, ha involucrado el trabajo de varias personas y también los relevos de gente que ya ha cumplido un tiempo de “voluntariado” en la revista y que ha permitido que gente nueva se una al equipo.

Desde la revista número uno, Sociopatía ha contado con personas maravillosas que han estado trabajando con mucho compromiso y disciplina en la elaboración de cada número de la revista. Cada directiva y cada persona que ha estado a cargo de la revista Sociopatía han buscado maneras de hacer sostenible la difusión de la revista. En los primeros tres años algunxs compañerxs vendían copias de la revista en los pasillos de la carrera de Sociología, o dejaban una copia de la revista en la fotocopiadora con acceso libre a cualquiera que quisiera tenerla. Estos últimos dos años se ha optado por digitalizar todos los números y hacer difusión en plataformas digitales como Facebook, Issuu, Twitter e Instagram.

¿Qué ha unido estos cinco años a Sociopatía con Sociología de la UMSA? Y, desde otra entrada, ¿qué de la carrera está en Sociopatía –como aporte (estoy pensando, por ejemplo, en las herramientas de una formación crítica sobre la sociedad)?

Básicamente, lxs estudiantes de diferentes generaciones y niveles de la carrera, que desde el momento de la creación de la revista son el sustento y apoyo de este proyecto. Sin esos estudiantes, lxs de antes y lxs que estamos ahora, la revista no habría durado tanto tiempo. Esa voluntad de escribir sin restricciones y de generar espacios al margen de las materias y de la cotidianidad universitaria, es sin duda uno de los aspectos que unió a la revista Sociopatía con muchos estudiantes de diferentes contextos. Y es a partir de esa relación entre estudiantes y revista Sociopatía que el enfoque y la perspectiva de la revista se fue forjando. La intención de constituir un espacio más libre y a la vez crítico y serio nace en la carrera de Sociología y toma forma en la revista.  

En una lectura crítica, qué aportes identificas de una revista gestionada íntegramente por estudiantes, como Sociopatía, y otra que no lo es…

Una revista gestionada íntegramente por estudiantes puede darse el lujo de ser más libre en muchos sentidos. La presentación de la revista puede ser más creativa, con varios colores, con dibujos, con una diagramación y maquetación más dinámica. Además, en una revista estudiantil se puede propiciar la producción de diferentes tipos de textos. Se puede escribir sin ataduras, sobre lo que te gusta, en la medida de tus posibilidades. Esas son algunas de las ventajas de este tipo de revistas, que a la vez posibilitan la difusión de nuevas voces. Y es justamente ese uno de los aportes fundamentales de este tipo de revistas: difundir la producción de escritores y escritoras noveles, jóvenes, que recién se animan a publicar un texto suyo, o que de plano no encuentran cabida en espacios de difusión académica más restrictivos. Ese consideramos que es uno de los aportes de revistas íntegramente gestionadas por estudiantes, que nosotrxs, como Sociopatía intentamos mantener y visibilizar.

Actualmente, Sociopatía es más que una revista. Es un espacio –en sus páginas en redes- para compartir lecturas, películas, organizar eventos… En perspectiva, ¿cuál es el futuro de Sociopatía?

Crecer como revista y continuar trabajando con las mismas ganas. Básicamente a eso se resumen nuestros planes. Y es por ello que actualmente nos encontramos elaborando algunos proyectos para la gestión 2021, como por ejemplo la realización de un concurso universitario de crónica y ensayo, o también la apertura de más espacios de difusión digitales. Y bueno, algo que también pensamos hacer apenas inicie el 2021, es ampliar el equipo con más estudiantes. Esta vez, esperamos, no solo con estudiantes de la UMSA o de la carrera de Sociología, sino también con estudiantes de otras universidades y carreras. Esa es una de las metas que tenemos como equipo: ampliar el alcance de la revista sumando miembros de otras regiones.

PARA VISITAR

 

Repositorio de revista Sociopatía: https://issuu.com/revista.sociopatia

Intagram: https://www.instagram.com/sociopatiacolectiva/?hl=es-la

Twitter: https://twitter.com/Sociopat_Colec

Facebook: https://www.facebook.com/sociopatia.colectiva

Fecha de Publicación: 22 dic 2020